Ir al contenido principal

NO PARES, SIGUE, SIGUE

 

                                                              

Israel siempre ha sido un punto de referencia tecnológica importante a nivel mundial, fueron los primeros en encontrar y avanzar en la impresión 3D en tejidos para implantes humanos. Hoy son el país pionero en utilizar la recarga de vehículos eléctricos por inducción, es decir crearon la primera carretera urbana que utiliza esa tecnología, para que los vehículos eléctricos recarguen sus baterías sin tener que detenerse para hacerlo en electrolineras.

 Si de verdad queremos que los vehículos eléctricos se implanten en nuestro país, solo existe una solución, invertir en tecnología, igual que si queremos acabar con el COVID no existe otra fórmula. Pero nuestro país es complicado, nuestro sistema político es ciego, lo cual nos lleva a errores constantes que limitan nuestro futuro próximo.

Esta tipología de carreteras, las podemos denominar inteligentes y serían altamente rentables en las ciudades, simplemente por el servicio del transporte o reparto urbano, eliminaríamos en un gran porcentaje la contaminación urbana, haciendo realmente de las ciudades zonas verdes y mejorar sustancialmente la calidad del aire, que tanto daño nos produce.

Hace años me invito un chico a ver uno de sus proyectos innovadores, se trataba de generar en el asfalto corriente eléctrica, el con gran idea, la generaba con cristales de cuarzo, piezoeléctricos mezclados con el asfalto y me pareció brillante la idea, el piezoeléctrico si se comprime puede generar corriente eléctrica y si se aplica corriente se deforma, estas dos sencillas fases pueden generar grandes resultados. En la vía urbana diariamente circulan grandes cantidades de vehículos de todos los tamaños y pesos por consiguiente la idea no es descabellada.






La apuesta por estas carreteras inteligentes no solo la hace Israel, también Alemania y Suecia, países donde realmente creen que la tecnología proporciona avances importantes. La carretera desarrollada en “Tel Aviv” es de 600m, se utilizara para recarga los autobuses urbanos en pruebas, con una batería especial. En Suecia  “ElectReon” ha instalado un tramo eléctrico de 1.6km para autobuses y  para camión de ruta 4.1km. Estas soluciones innovadoras si aportan a cambios profundos en la sociedad y en la movilidad, muchos dirán que es caro, pero otros diremos, lo caro es no hacer nada.

El sistema “ElectReon coloca un sistema de bobinas de cobre bajo el asfalto para transferir la energía de la red eléctrica a la carretera y gestionar la comunicación con los vehículos que se aproximan. Se instalan receptores en los bajos de los vehículos para transmitir la energía directamente al motor y a la batería mientras los vehículos están en movimiento.



Pero también existen otros sistemas dignos de mención, como el desarrollado por la empresa “MAGMENT” que ha desarrollado un hormigón magnetizable, que permite recargar vehículos tanto en forma dinámica como estática. Este hormigón incorpora partículas de ferrita reciclada procedentes de residuos electrónicos.

 


Los estudios sobre la corriente inductiva para recargar vehículos eléctricos  son  imparables, es un sistema cómodo, económico, rentable y limpio. Si todo esto lo combinamos con el aprovechamiento de la energía solar y una buena gestión de los residuos, si podemos cambiar el mundo y conseguir una revolución industrial que dará muchos puestos de trabajo.



El famoso cambio climático que predican los gobiernos no se puede conseguir sin inversión, sin investigación, sin apoyo a la ciencia, es imposible, ya que en la historia de la humanidad, toda evolución o revolución industrial se ha generado al lado de la tecnológica adquirida en cada momento.

 


                                                                                                                                      E.M.B

 

 

 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

RETROFIT

                                                                        Existe un dicho que dice, “a un científico le das un problema y busca una solución, a un político le das una solución y se multiplicara el problema”. Esto es lo que pasa en nuestro país, cuando habla algún político o política iluminada. Hablamos de la descarbonización en plazo récord, pero después nos encontramos que si quieres realizarlo, solo te encontraras burocracia y costes excesivos absurdos o casi imposibles de realizar esa transformación, necesaria para reducir los contaminantes atmosféricos.   La burocracia nos paraliza infinidad de procesos de innovación y el aumento de la seguridad de nuestros vehículos, como puede ser la transformación de un vehículo convencional a uno eléctrico, o una mejora de las suspensiones de los automóviles actuales en nuestro poder. Proyectos, firmas periciales, firmas y documentos del taller, agente responsable, ITV, materiales homologados adjuntos al proyecto y un sinfín d

UN RAYO DE LUZ

                             En estos momentos parece que la apuesta por la energía solar va en serio, es simple, es limpia y gratuita. Si queremos cumplir las normas que nos hemos impuesto sobre la reducción de emisiones para los próximos años, será un sistema imprescindible para conseguirlo. Las empresas de todo el mundo están buscando la forma de reducir la huella de carbono en el transporte, al mismo tiempo ligereza y autonomía. El transporte urbano, por su   excelencia en recorridos cortos y una superficie elevada en el techo de dichos vehículo, podría aprovechar muchos sistemas energéticos diferentes a los combustibles fósiles, la primera la energía solar, las pinturas con nanotecnología aplicada al rozamiento del aire, en los diferentes paneles estructurales del autobús o aplicaciones eólicas, puede parecernos ciencia ficción, pero ya están ahí. La utilización de nuevos materiales puede aportar una elevada contención de costes no solo energéticos, también económicos, ya qu

HIDRÓGENO VERDE

                                     Estamos asistiendo todos estos años al manejo de vocabulario desconocido, todos los años sale una palabra que se pone de moda, la repetimos hasta la saciedad en boca de los políticos y medios de comunicación, ahora toca la descarbonización. El concepto de descarbonización es muy amplio y muy problemático. La industria sabe que hacerlo cuesta mucho dinero y muchos son conscientes que en años no gastaron un euro en modernización industrial. Solo tenemos que mirar   nuestra región Asturiana y como están esas empresas intensivas, cerrando, contaminando el agua, el ambiente con sus emisiones. Siempre les salió más económico pagar una multa que modernizarse tecnológicamente. Pero como en estos momentos estamos inmersos en una nueva revolución, el cambio se producirá si o sí, el sistema parece que no aguanta más sin realizar esa palabra mágica denominada “descarbonización”. El hidrógeno es el elemento químico más abundante de la naturaleza. Su dema