Ir al contenido principal

LA ONDA

 


                                                 

Las últimas declaraciones del presidente de Toyota encienden la alarma en los fabricantes de automóviles, provocando un caos, debido a sus declaraciones,  contrarias a toda la tecnología que ellos mismos han desarrollado en los vehículos híbridos, siendo pioneros y nº1 en su segmento.

Pero es interesante analizar de forma consciente sus declaraciones al ser el segundo fabricante mundial de automóviles, no faltas de razones, puede ser que como son pioneros, su experiencia les ayude a razonar y mirar de forma diferente al resto de competidores, pararse un  momento a pensar  lo que se está haciendo en el sector o como se está desarrollando.

El presidente “Aki Toyoda”, pronuncia con valor, lo que muchos saben y se callan, que el vehículo eléctrico está sobrevalorado y que vamos muy rápido en conseguir cambios estructurales en el sector, que dañaran muchos puestos de trabajo, el medioambiente incluido, aunque no  guste escucharlo, es totalmente cierto en mi humilde opinión, desde un punto simplemente técnico e industrial.

Su punto de vista técnico choca con lo que venden los políticos a nivel mundial, los cuales tienen siempre otros intereses diferentes a los industriales o a los sociales, es lógico, en cientos de años no se han preocupado de legislar una industria no contaminante y ahora lo quieren hacer todo de golpe, es decir una descarbonización exprés. Pero eso va ser muy difícil, debido a la obsolescencia empresarial y energética que nos acompaña actualmente.



Desde su visión, considera que no  se está considerando las emisiones de CO2 producidas por la generación de energía  eléctrica, advierte también de que Japón se quedaría sin electricidad en el verano, si todos los coches funcionaran con electricidad. Otro dato espectacular es la suma de dinero necesaria para  inversiones, que tendría que realizar el país, en mejora de sus estructuras actuales, situándolo entre 110 mil millones/292mil millones.



Muchos fabricantes parecen desconocer la realidad actual,  existe  una inmensa red de fabricantes de componentes paralelos para los vehículos actuales, que generan millones de empleos y que sus estructuras empresariales  no se podrán cambiar del  día a la noche.

La fabricación de un vehículo de esta tecnología, necesita un 40% menos de recambio, sus componentes son más duraderos y resistentes, debido a los menores desgastes por rozamiento, se eliminan los sistemas de engrase o lubrificación de los motores, cajas de cambio , por lo consiguiente la industria del petróleo también se resentirá, las reparaciones de los vehículos serán menores y los mantenimientos de los vehículos se reducen al mínimo, las inversiones en maquinaria y conocimiento técnico serán mucho más elevadas, donde muchas pequeñas y medianas empresas no podrán soportar las inversiones tecnológicas que se necesitan para las reparaciones, llevando a una reducción importante de la mano de obra actual, consiguiendo convertir esta descarbonización en una nueva pandemia mundial, de deterioro de puestos de trabajo, la pregunta del millón, en  donde vamos generar puestos de trabajo en una sociedad cada vez más robotizada ,más tecnificada y donde casi toda la inversión va dirigida al móvil y al ocio electrónico.

Todos los países crecen por la utilización de mano de obra de las personas, es decir fabricas que manufacturan y necesitan manos. Hoy en día parece ser que nos quieren hacer creer, que desde una aplicación de móvil se puede reparar todo o crear todo y no es así, si no existe manufactura, la sociedad cada día estará más empobrecida, solo tenemos que ver el momento actual.

Al sector de la automoción le está pasando como a los bancos, se unifican queriendo  limitar con esas maniobras  la competencia y caminando hacia monopolios, con propuestas desmesuradas en precios de vehículos, que nadie podrá adquirir.  Todos los segmentos de coches tienen un mercado y una utilidad. Les pasa eso porque no entienden los cambios sociales, nosotros antes adquiríamos lo que ellos nos proponían en diseños, modelos y precios, ahora la democratización de la producción con la utilización de las nuevas tecnologías, adquiriremos lo que nosotros queramos.  Por eso cada día los grandes fabricantes tendrán más competidores en el mercado, y la diversificación de modelos, precios, sistemas y energías será muy amplia, por fin nos ha llegado la democratización industrial, si giramos la cabeza lo veremos en China y no solo con Tesla.



Pero volviendo al tema del automóvil eléctrico, no todo es oro, la tecnología eléctrica tiene mucho problema, no solo social, también ambiental, perjudicial para la salud y para las estructuras sociales. Es simple, todos los vehículos emiten siempre, ya sean gases, calor o partículas, ningún sistema energético al día de hoy es 100% limpio. Para convertir una energía en movimiento hay que someterla a un proceso de transformación y de momento no hemos construidos maquinas perfectas.

Uno de los grandes problemas es que siempre que exista un componente eléctrico, o una alta tecnología, parejo van las ondas electromagnéticas. Estas emisiones electromagnéticas en dosis bajas no perjudican, pero si aumentamos esas dosis, podemos interferir en el funcionamiento de otros dispositivos electrónicos. Podríamos decir, que si un coche eléctrico se pasa de emisiones podría interferir con el alumbrado público, los semáforos, radares, teléfonos o incluso desviar otros vehículos.

Por eso se tienen que regir por la noramtiva EVE R10 que les obliga a testar los coches en la “cámara semianecoica”, los coches se colocan sobre rodillos y deben girar a determinadas velocidades mientras se someten a radiaciones entre 20MHz y 20GHz, otra cosa es que esos datos sean públicos y transparentes, como siempre.

En otro punto se encuentran las Baterías, su duración y su vejez, como las vamos reutilizar o reciclar, cuál va ser su aprovechamiento cuando se deterioren. Pero eso si los políticos solo hablan de descarbonizar, pero no se están preocupando de la cantidad de materia prima finita de nuestro planeta,  que se necesita para la fabricación de toda esta tecnología, y ese material una vez extraído, la tierra no lo renovara, no siendo que lo traigamos de otros planetas.



Descarbonizar si,  pero asesorados por todos los ámbitos técnicos, políticos, expertos, empresa e instituciones sociales, no por simple opiniones personales de los dirigentes,  que cada vez que realizan  acuerdos ambientales, nunca los cumplen, pero siempre los paga la sociedad.

 

 


 

 

 



Comentarios

Entradas populares de este blog

SEGUNDA OPORTUNIDAD

                                                   Durante muchos años hemos escuchado que las segundas oportunidades nunca son buenas, pero tenemos ejemplos claros de que eso no es cierto, podemos observarlo en el concurso de este año 2020 de la “Voz” donde un concursante ha ganado después de estar fuera del mismo. Podríamos decir casualidad, pero yo digo lo contrario,   mucho trabajo, los que estamos   acostumbrados a caer y levantarnos muy rápido lo entendemos bien, no existe el fracaso, el fracaso es una parte del aprendizaje, lo cual nos fortalece para emprender y tomar decisiones diferentes, ya que el conocimiento siempre se acumula y la experiencia también.   Esto hace que mucha gente tenga miedo a emprender proyectos, pero los que piensan como yo, siguen adelante incluso con más fuerza. La prueba la tenemos en una empresa “startup” denominada “Aptera” que inicialmente cerro su proyecto de fabricación de un vehículo innovador que utiliza la energía solar, el proyecto inic

NO PARES, SIGUE, SIGUE

                                                                 Israel siempre ha sido un punto de referencia tecnológica importante a nivel mundial, fueron los primeros en encontrar y avanzar en la impresión 3D en tejidos para implantes humanos. Hoy son el país pionero en utilizar la recarga de vehículos eléctricos por inducción, es decir crearon la primera carretera urbana que utiliza esa tecnología, para que los vehículos eléctricos recarguen sus baterías sin tener que detenerse para hacerlo en electrolineras.   Si de verdad queremos que los vehículos eléctricos se implanten en nuestro país, solo existe una solución, invertir en tecnología, igual que si queremos acabar con el COVID no existe otra fórmula. Pero nuestro país es complicado, nuestro sistema político es ciego, lo cual nos lleva a errores constantes que limitan nuestro futuro próximo. Esta tipología de carreteras, las podemos denominar inteligentes y serían altamente rentables en las ciudades, simplemente por el serv